• Blog Construyendo Capital Humano

    Blog Construyendo Capital Humano

5 características del empleo juvenil en Europa

Jacqueline O’Reilly, experta en empleo juvenil en Europa, nos explica desde las principales características de la situación laboral de los jóvenes

 

Jacqueline O’Reilly – Professor and director “The Centre for Research on Management and Employment at Brighton Business School”, y ponente del próximo BYEF de la Fundación Novia Salcedo- nos ha enviado su artículo “5 características del Empleo Juvenil en Europa”, del que ofrecemos un resumen detallado. 

Partimos de la premisa de que la OCDE critica la existencia de medidas poco integradas, donde personas con cualificación y experiencia encuentran dificultades para acceder a un empleo estable. Estas personas trabajan en trabajos precarios intercalados con periodos cortos de desempleo o inactividad económica. Esta cifra ronda el 20 y 30% de los jóvenes y es especialmente notable en el sur de Europa. El estudio propone que hay cinco características claves de este periodo:

  1. Incremento de la flexibilidad del mercado laboral 

Los datos indican que el 42 % de los jóvenes empleados de hasta 25 años tienen contratos temporales, comparado con el 10% de contratos temporales de 25 a 42 años. España es uno de los países que más gente joven tiene un contrato temporal. La encubierta asunción de que la flexibilización laboral como mejora la economía, va en detrimento de los jóvenes, con condiciones más precarias de trabajo, menos retribución económica, dificultades de promoción, menor satisfacción, poca contribución de cara las pensiones.

  1. Expansión del desajuste de habilidades y cualificaciones

El desajuste del trabajador generalmente describe un desequilibrio entre la oferta de mano de obra y la demanda de trabajo, y muestra que cuando este desajuste se produce en el primer empleo de los graduados tiende a mantenerse en ocupaciones futuras de bajo nivel. Es decir, que un fracaso en el punto de entrada en el mercado de trabajo es el factor más determinante de la falta de coincidencia en la vida posterior. También es probable que las diferencias de género sean importantes, ya que se ha argumentado que las mujeres, en particular las que están casadas, tienen más probabilidades de estar restringidas a las áreas geográficas locales en términos de sus actividades de búsqueda en el mercado de trabajo, lo que puede exponerlas a una mayor probabilidad de desajuste o desempleo.  

  1. Migración joven

La movilidad laboral intracomunitaria se ha fomentado como un mecanismo de ajuste para garantizar una asignación más eficiente de la mano de obra en toda la UE, reduciendo las disparidades regionales. Una elevada proporción de jóvenes migrantes con educación terciaria, a pesar de los altos niveles de cualificación, encuentra empleo en trabajos de baja cualificación con grados limitados de movilidad ascendente y bajos ingresos. Las altas tasas de movilidad juvenil pueden explicarse por un complejo conjunto de factores de empuje y atracción:

  • situación económica en el país emisor y receptor
  • medidas de política que incitan o previenen la migración
  • situación geográfica, lingüística y cultural.

De oriente a occidente “desbordamiento cerebral”, donde las cohortes más jóvenes se han beneficiado de un mayor acceso a la educación terciaria. No encajan bien con la estructura de la demanda de mano de obra en sus propios países.

  1. Legado familiar

La experiencia de los padres de los niños de hoy día configura sus oportunidades a través de la transmisión de recursos y capital cultural. La distinción entre jóvenes que pueden permitirse el lujo de esperar mejores oportunidades, en comparación con aquellos que tienen que tomar lo que se ofrece, está determinada por su situación familiar y condiciones sociales específicas.

Los padres no sólo influyen en los resultados del empleo, sino que a menudo proporcionan transferencias financieras directas y ayuda práctica a sus hijos adultos durante el proceso de transición a la edad adulta, el apoyo de los padres puede ser un apoyo temporal que contribuya a la acumulación de capital humano u otros objetivos importantes de la obtención del estatus social, como las finanzas universitarias.  

  1. Dimensión europea

La «Juventud en Movimiento» tiene por objeto mejorar el rendimiento y la calidad de los sistemas de educación y formación, promover la movilidad de los jóvenes, tanto en el aprendizaje como en el trabajo, garantizar una transición suave y rápida al mercado laboral de los jóvenes y reforzar el atractivo internacional de Europa. Busca lograr un mejor equilibrio de competencias mediante el diálogo en el diseño de las cualificaciones y la formación entre los proveedores de educación y formación. Los esfuerzos de la UE se centran principalmente en:

  • Promover la movilidad a través de la información para difundir datos sobre vacantes y solicitantes de empleo en toda la UE. Un diccionario multilingüe de ocupaciones y habilidades para mejorar la comprensión.
  • Facilitar la movilidad geográfica y profesional a través del reconocimiento y la transferibilidad de las cualificaciones
  • Promover más y mejores contratos de aprendizaje.
  • Identificar áreas con mayor potencial de empleo para el futuro, incluyendo la economía verde, los servicios de salud y las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC)

Conclusión Las medidas que se utilizan para comprobar la eficacia de estos programas son distintas en cada país, así como el contexto económico en el que se dan. Sin embargo, comparaciones entre países muestran que los países que mantienen un sistema de aprendizaje dual sustancial, es decir, Austria, Dinamarca, Alemania y Suiza, presentan una transición mucho más suave de la escuela al trabajo, bajas tasas de NEET y bajo desempleo juvenil que otros países.

En primer lugar, la falta de oportunidades de empleo remunerado regular puede dar lugar a un círculo vicioso afectando a sentidos subjetivos de reconocimiento, valor y bienestar. En términos económicos, afecta a largo plazo a las oportunidades para vivir independientemente o para fundar una familia.

En segundo lugar, las consecuencias de las trayectorias diferenciadas son socialmente divisivas. Esto crea elementos de una política que son muy escépticos de aquellos que la gobiernan para satisfacer distintas necesidades.

En tercer lugar, en un nivel muy individual, las consecuencias de las barreras encontradas al intentar hacer la transición a la edad adulta independiente, a través del empleo, la vivienda y la formación familiar, tendrán un efecto en relación con las tendencias demográficas y condiciones familiares.

No se admiten más comentarios