• Blog Construyendo Capital Humano

    Blog Construyendo Capital Humano

Carsten Moser: “La participación requiere una sociedad que ofrezca oportunidades”.

Carsten Moser nació el 30 de marzo de 1943 en Lüneburg, Alemania, y vivió los primeros 6 años en Madrid y de 1949 a 1958 en Lima, Perú.

Terminó sus estudios escolares en el Canadá, para a continuación estudiar ciencias económicas en Hamburgo. Después de su doctorado sobre “La importancia del turismo para el desarrollo económico de España”, fue corresponsal del semanario “Die Zeit” en España y Portugal de 1973 a 1978. Es coautor del libro “Herederos de Franco”, publicado en alemán en 1976. Durante siete años y medio estuvo con la revista “Stern”, como subjefe de la sección internacional, redactor jefe y por último, corresponsal de la revista en Londres. Desde 1985 hasta 2006 fue consejero delegado, de 2007 a 2009 consejero editorial de G+J España Ediciones. Desde 2007 es secretario general de la Fundación Bertelsmann. Asimismo, es Vicepresidente de la Fundación Euroamérica y Presidente de la Cámara de Comercio Alemana para España. Ha recibido la Cruz al Mérito de la República Federal Alemana. Está casado y tiene dos hijos.
Es miembro del Ícaro Think Tank.


La Fundación Bertelsmann vio la luz en el año 1995 como iniciativa del empresario alemán Reinhard Mohn, con el fin de promover el cambio social en España. Entre los objetivos principales de aquellos primeros años de andadura se encontraban el desarrollo de la cultura de la lectura entre los niños y los jóvenes ¿Cómo han evolucionado los jóvenes en este sentido? ¿Somos una sociedad lectora, o bien, como sugieren los resultados de los informes PISA en lectura, aún hay trabajo por hacer para alcanzar la media de comprensión lectora de los países de la OCDE?

La importancia de la lectura como factor de éxito académico y personal es obvio y queda patente en el informe PISA. En cuanto a la comprensión lectora, España se sitúa en el mismo nivel de rendimiento (nivel 3 de 6) que el promedio de los países OCDE en el que se encuentran Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos, según el informe PISA del año 2009.

El fenómeno conocido como Harry Potter nos ha permitido constatar que los jóvenes leen, siempre y cuando la lectura cumpla con sus perspectivas. Esta constatación se ha producido ante un fenómeno global y mundial, y deja lugar a la esperanza de que, si el material se adecua a sus perspectivas e inquietudes, los jóvenes leen. Un hecho, sin duda, alentador para el futuro.

Pero todavía queda mucho por hacer. Nos preocupa que el informe manifieste que los resultados de los alumnos de nacimiento extranjero son inferiores a los de sus compañeros nacidos en España. Países como Finlandia, Suecia, Noruega e Islandia han logrado –y así lo demuestra el informe PISA – que la procedencia social o cultural no suponga ninguna barrera en el desarrollo escolar de un niño. Son ejemplos a seguir. Esta carencia formativa en España elimina los talentos e incrementa el potencial de conflicto. Crea desigualdades sociales y puede generar diferencias sociales y exclusión social por cuestiones de origen. Teniendo en cuenta estos datos y premisas, la Fundación Bertelsmann ha iniciado en 2010 el proyecto Eres joven, ¡triunfarás!, con el que pretende fomentar la integración de los alumnos de origen extranjero, concienciar sobre la importancia de la integración entre los y las jóvenes así como en el resto de la sociedad e trabajar para conseguir igualdad de oportunidades en el ámbito educativo, otorgando una gran importancia a aquellas acciones que desde la sociedad civil fomentan iniciativas integradoras transferibles y originales, que colaboran de esta forma a cohesionar más nuestras comunidades.

En la actualidad la misión que mueve a la Fundación Bertelsmann es impulsar el cambio social y contribuir a la construcción de una sociedad sostenible a largo plazo, con la competitividad y el compromiso ciudadano como base esencial del progreso ¿podría profundizar un poco más sobre el modelo de sociedad sostenible que se piensa desde Fundación Bertelsmann? ¿Cuáles serían sus elementos definidores? Así mismo ¿cuáles cree que son las mayores barreras a superar por la sociedad Europea para la consecución del cambio social?

La Bertelsmann Stiftung se ha comprometido en la tradición de su fundador, Reinhard Mohn, con el bien común. Fundamento del trabajo de la fundación es la creencia de que la competencia y el compromiso cívico son una base para esencial para el progreso social.

“Mover a las personas, proyectar el futuro. La participación en un mundo globalizado”: este lema resume brevemente el trabajo de la Bertelsmann Stiftung.

La participación requiere, tal y como la entendemos nosotros, de un lado personas capaces de actuar y, del otro, una sociedad que ofrece oprotunidades. Por ello los programas de la Fundación Bertelsmann están diseñados para apoyar a las personas, fortalecer la sociedad y seguir desarrollando los sistemas.

La participación no importa solamente a nivel nacional, sino también a nivel europeo. Europa tiene que estabilizarse interiormente y también hacia al exterior para estar preparada para el futuro. Es por eso que la Unión Europea necesita nuevos conceptos para el espacio social europeo y para su papel en el mundo, también para fomentar la comprensión y la legitimidad hacia sus ciudadanos. Las fuerzas vinculantes de esta Unión con unos quinientos mil millones de personas deberán ser reforzadas, para que su unidad en la diversidad no sea frágil.


Señor Moser, usted que realizó su tesis doctoral sobre la importancia del turismo para el desarrollo económico español (una realidad persistente hasta nuestros días), ¿podría señalarnos las claves económicas que determinarán el éxito o el fracaso de la economía española en los próximos años?

Las claves son válidas para todas las naciones del mundo: La política debe tomar las medidas correspondientes para asegurar que no se gaste más de lo que ingresa, modernizar el funcionamiento de las administraciones públicas a todos los niveles, hacer funcionar un mercado único, garantizar niveles de calidad siempre más altos en la educación, la justicia, los servicios sociales, las infraestructuras, etc., en definitiva para facilitar el buen funcionamiento del país; las empresas deben apostar por la excelencia de sus productos y servicios, la innovación y la internacionalización, el diálogo y la comunicación, el esfuerzo, el trabajo en equipo y la formación continua; y la sociedad en general debe asumir la consigna pronunciada por el presidente norteamericano John F. Kennedy hace 50 años: “No preguntes lo que tu país puede hacer por ti, pregúntate lo que tú puedes hacer por tu país”. Si cada uno de nosotros, como actores responsables de la sociedad civil, nos olvidamos de envidias, rencores y desconfianzas y aportamos más tiempo, experiencia y pasión al desarrollo del ámbito civil, de la educación y formación, del deporte, del medio ambiente y del arte y la cultura, lograremos caminar en la dirección de una sociedad siempre más dinámica, cohesionada y plural.

Finalmente observando el panorama actual, y teniendo en cuenta todo lo anteriormente dicho, ¿cuál cree Fundación Bertelsmann que es el papel a desempeñar por los jóvenes para alcanzar el mencionado nuevo modelo social?


Muchos niños y jóvenes están muy motivados para trabajar por el bien común. Con demasiada poca frecuencia esta predisposición al compromiso y a la responsabilidad social de los jóvenes se reconoce, se reivindica y se integra en el desarrollo de nuestra sociedad. Dar a los jóvenes libertad muy pronto para que realicen una actividad no lucrativa conlleva una gran diversidad de oportunidades: aprenden a través de medidas prácticas, abren su personalidad y desarrollan sus competencias sociales. La sociedad también se beneficia, porque el compromiso integra y se vuelve preventivo contra la violencia, las drogas y la criminalidad. En este sentido, los que en años de juventud disfrutan de actos de emprendimiento social, también asumen, de adultos, compromiso con nuestra sociedad.

La base para una vida completa y para la participación social es la educación. La educación empieza en la escuela y no finaliza nunca, porque educación es más que saber. Una sociedad eficiente y democrática necesita de personas bien formadas y capaces de actuar. La competencia internacional y la creciente diversidad en nuestra sociedad presentan nuevos retos en nuestro sistema educativo. Tenemos que mejorar la calidad de la educación, abrir individualmente los distintos caminos del aprendizaje a todas las personas desde su nacimiento posibilitando, así, la igualdad de oportunidades en la educación. Todos debemos estar preparados y tener la oportunidad de aprender de manera continuada. La inversión en educación asegura el futuro de nuestro país y promueve la integración y el compromiso social.

No se admiten más comentarios