• Blog Construyendo Capital Humano

    Blog Construyendo Capital Humano

“DEJA EL HÁBITO: Una guía de las Naciones Unidas sobre la Neutralidad Climática”

(Extractos del Programa Medioambiental de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático)
“DEJA EL HÁBITO: Una guía de las Naciones Unidas sobre la Neutralidad Climática”, editada en junio de 2008, está escrito por expertos de muchas disciplinas y de diferentes países, y con las organizaciones líderes en investigación involucradas en la preparación y revisión de la publicación. Está dirigida a un amplio público, y presenta soluciones para individuos, empresas, ciudades y países, además de otros grupos que tienen características similares, tales como las ONGs y organizaciones intergubernamentales.
No sólo quemamos carbono en forma de combustibles fósiles. A lo largo de los trópicos, valiosos bosques están siendo talados para producir madera y papel, para pastos y tierras de cultivo y, cada vez más, para plantaciones para abastecer una demanda creciente de biocombustibles. Esta manifestación adicional de nuestro hábito de gases de efecto invernadero no sólo es la liberación de grandes cantidades de CO2, sino que es la destrucción de un valioso recurso para la absorción de CO2 atmosférico, lo cual es una contribución añadida al cambio climático.
Los costos serán sufragados por todos. Los pobres serán los más afectados por desastres derivados de fenómenos climáticos y por el aumento de la inflación de los precios de los alimentos básicos, pero incluso las naciones más ricas se enfrentan a la perspectiva de la recesión económica y a un mundo en conflicto por la disminución de los recursos. La mitigación del cambio climático, la erradicación de la pobreza y promover la estabilidad económica y política demandan todas la misma solución: hay que deshacerse del hábito de carbono.
La adopción de un estilo de vida amigable con el clima no requiere cambios drásticos o grandes sacrificios. La gente en el mundo desarrollado, así como algunos países y ciudades con rápido desarrollo puede comenzar de inmediato a “Dejar el hábito de Co2”
En el Prólogo, Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas, dice: “La adicción es una cosa terrible. Nos consume y nos controla, nos lleva a negar verdades importantes y nos ciega ante las consecuencias de nuestras acciones. Nuestra sociedad está en las garras de un peligroso hábito de gases de efecto invernadero”.
Poco menos de la mitad las emisiones para las que las personas en los países desarrollados son responsables proceden de cosas sobre las que tenemos algunos de control, por ejemplo, cuánto conducimos y volamos y la forma en que calentamos nuestros hogares y usamos la energía eléctrica. El resto surge indirectamente del uso de la energía en los lugares donde trabajamos, del mantenimiento de la infraestructura pública y el gobierno, y durante la producción de las cosas que compramos, incluidos los alimentos. Estos son algunos de los factores sobre los que cada uno va a querer pensar cuando decide cómo poner en marcha su dieta climática.

Algunas medidas bastante simples pueden reducir en más de la mitad las emisiones diarias de una persona, con recortes aún más grandes posibles si sectores como la energía eléctrica y fabricantes de automóviles y de aviones así como fabricantes de accesorios contribuyesen más a la “ecologización” de los estilos de vida globales. Por ejemplo, sustituir 45 minutos andando sobre una cinta automática por un “jogging” en un parque cercano ahorra cerca de 1 Kg. del principal gas de efecto invernadero, o la elección de un tendedero para secar la ropa frente a una secadora de tambor supone una dieta diaria de carbono de 2,3 Kg. de CO2.
Para los individuos hay calculadoras de carbono que simplifican la confección de un inventario. Típicamente usted tendrá que saber su consumo de electricidad en Kwh., cuánto y qué tipo de combustible utiliza para calentar el agua y la casa, y cuántos kilómetros conduce, vuela y viaja en diferentes vehículos. También tendrá que decidir los límites del sistema que a usted se refiere, si se trata de usted como individuo, su hogar, o la empresa para la que usted trabaja.
El problema es urgente, y afecta a casi cada parte de la vida. Hay que hacer algo. Pero, ¿qué? y ¿quién debe hacerlo? ¿los políticos? Absolutamente. ¿El comercio y la industria? Ciertamente. ¿La ciencia y la tecnología? Obviamente. ¿Las Naciones Unidas? Por supuesto. Pero si realmente queremos un mundo cambiado, es útil recordar por dónde empezar: que sea Ud. el cambio que Ud. desee ver. Se nos cae encima a cada uno de nosotros. Ninguna persona va a ser una pizca de diferencia. Pero millones de personas juntas pueden hacer toda la diferencia.
Descarga la Guía completa en formato pdf aquí

About René Aga

Senior socio de SECOT en Bilbao, Seniors para la Cooperación Técnica, Voluntariado de asesoramiento empresarial, del emprendimiento y profesional. Administrador y co-editor de la página web y blog de SECOT Bizkaia/Vizcaya Colaborador de la Fundación Novia Salcedo y miembro externo de su ICARO Think Tank; Autor en el blog "Construyendo Capital Humano" Propietario y editor del blog "Desde la Educación hasta la Innovación" Administrador del blog "Compromisos Cristianos ante la Crisis"   Más aquí: https://marismeno.blogspot.com.es/2014/02/soy-de-donde-soy-o-soy-de-donde-estoy-o.html  y aquí: http://e2i.blogspot.com.es/p/el-autorthe-author.html

Comments are closed