Entender lo que se lee

En un reciente estudio de la Comisión Europea se muestra como 1 de cada 5 europeos de 15 años y muchos adultos no saben leer correctamente, un aspecto preocupante si tenemos en cuenta que la mayoría de los países han avanzado en el desarrollo de políticas que pretenden mejorar la capacidad lectora del alumnado. Las principales fallas parecen darse a la hora de prestar más atención a grupos de riesgo, como los varones, los niños de familias con pocos recursos y los hijos de inmigrantes.

Los ministros de Educación de la UE se han puesto como meta reducir el porcentaje de jóvenes con deficiencias de comprensión lectora del 20% a menos de un 15% en 2020. Cifra que hasta el momento sólo han alcanzado Bélgica (zona flamenca), Dinamarca, Estonia, Finlandia y Polonia.

En dicho dicho análisis el estudio se centra en cuatro temas: los enfoques pedagógicos, el abordaje de los problemas de comprensión lectora, la formación de los profesores y la promoción de la lectura fuera del aula.

Para la DG –Educación los problemas de comprensión escrita pueden abordarse eficazmente si se detectan y se tratan lo más pronto posible, si el material pedagógico está adaptado a necesidades específicas y si los profesores tienen acceso a un reciclaje profesional continuo. Y observan como, si bien, las políticas e iniciativas nacionales promueven ampliamente la lectura, habitualmente suelen estar dirigidas al público general, y no necesariamente a las personas con más problemas de comprensión de textos, como los varones, las personas jóvenes con un sustrato socioeconómico bajo o aquellos cuya lengua materna es distinta del idioma en el que cursan estudios.

España, si bien no se sitúa a la cola de los países en comprensión lectora, todavía tiene un largo camino por recorrer, un aspecto que cada dos años nos recuerda los resultados de los informe PISA. En el último informe de 2009, el porcentaje de alumnos en los niveles más bajos de rendimiento en este área eran en el total de países de OCDE del 20%. Tres países tenían un 10% de alumnos o menos en esos niveles: Corea del Sur, Finlandia y Canadá. Euskadi se situaba en el tramo de entre 14 y 17%, mientras que el conjunto español se situaba en el promedio del 20%, siendo Andalucía, Baleares y Canarias las comunidades que lo sobrepasaban por encima del 25%.

En cuanto a los rendimientos más altos el promedio de países de la OCDE era del 8% mientras que España solo tenía un 3% del alumnado en esos niveles y Euskadi un 4%.
Un dato curioso se obtiene al observar el rendimiento de los centros españoles: los centros que escolarizan a los alumnos con unas circunstancias económicas, sociales y culturales más favorables tienen resultados más modestos que sus homólogos de OCDE. Este dato constata que el sistema educativo español tiene un comportamiento muy similar al promedio OCDE cuando se analizan los resultados de los alumnos y centros con niveles de rendimiento medios y bajos y que las diferencias, aunque moderadas, se producen, precisamente, en los rendimientos de alumnos y centros que presentan mejores resultados.
Finalmente ¿cuál es el mejor mecanismo para revertir estos resultados? indudáblemente leer, leer y leer, un aspecto que debe promoverse aún más si atendemos al último Barómetro sobre hábitos de lectura y compra de la Federación de gremios de editores de España correspondiente al primer semestre de 2011, donde el porcentaje de los lectores entre los mayores de 14 años alcanzaba el 58%, un punto más que a finales de 2010 y de los cuales el 61,9% de ellos afirma leer libros.

¿Cuáles son las características de las y los españoles lectores? Según el informe el nivel de estudios está relacionado con el hábito lector. Y es que los que tienen un título universitario son los que más leen (82,8%), a diferencia de los que cuentan con estudios primarios y secundario cuyo porcentaje sólo llega al 34´4%.

Otra característica que resalta el estudio es que son los jóvenes los que más leen,y de estos las mujeres. Así mismo las razones principales para la lectura son el entretenimiento y la mejora del nivel cultural.

Y hablando de leer, ahora que se acerca el verano y que tenemos más tiempo para este indiscutible placer ¿alguna o alguno de nuestros seguidores quisiera hacernos llegar alguna sugerencia de lectura para estos meses?…

No se admiten más comentarios