¿Es la enseñanza activa un invento nuevo?

Categóricamente, no. Ya existía,
aunque no formalizada y aplicada en ocasiones muy particulares, quizás
excepcionalmente, por iniciativa y según el método aplicado por el propio
profesor. Parece que ahora se quiere aplicar de forma más generalizada y hasta
organizar cursos de formación en enseñanza activa.

Cuento una experiencia mía propia,
por si puede contribuir a la “nueva” enseñanza activa.

En el último año de la
licenciatura de Ciencias Químicas del año académico 1956-57, en la universidad
de Lovaina – KU Leuven -, tuvimos
una doble experiencia de enseñanza activa. Era en la clase de Química Orgánica
Física, del catedrático Georges Smets
(1). Los estudiantes teníamos que adquirir el manual Physical Organic Chemistry
(Química Orgánica Física) (2) en su versión original en inglés (no existía
traducción) de Louis P. Hammett (3),
Profesor de Química de la Universidad de Columbia, EEUU. El profesor Smets
encargó a cada uno de los estudiantes estudiar individualmente un capítulo del
libro, y posteriormente dar una clase sobre una parte del capítulo ante los compañeros
estudiantes del curso. Al final de la clase, el profesor y los estudiantes
hicieron preguntas al “profesor” de turno. El profesor Smets dio sus comentarios,
hizo correcciones y dio aclaraciones adicionales sobre el tema.

Era una enseñanza doblemente
activa, porque obligaba al estudiante estudiar él mismo el tema y no solo
aprenderlo de memoria sino comprenderlo en profundidad, y porque  por el otro lado necesitaba tener un buen
conocimiento del inglés, y en particular del inglés científico, a pesar de no ser
una asignatura de la facultad, y que el estudiante era supuesto conocer, y si
no lo conocía, aprenderlo por sus propios medios.

¿Qué vemos ahora en 2012? En el
sitio web del “Laboratorio de Ciencia Básica para
estudiantes de Ingeniería Química, Primer Curso”
, se define
la enseñanza activa así: “El sistema de
enseñanza activa tiene su esencia en la actividad cognoscitiva,
psicomotora y afectiva que posee potencialmente un estudiante y que para
desarrollarla es necesaria planear una serie de actividades equilibradas,
guiadas, supervisadas y asesoradas oportuna y adecuadamente por un profesor,
para que el estudiante logre un desarrollo integral. Es por ello que en esta
clase de enseñanza la actitud pasiva del estudiante se vuelve dinámica,
desarrollando paralelamente actitudes positivas hacia el estudio, la
búsqueda de la información, la crítica y autocrítica y el espíritu de
colaboración, la toma de decisiones y el enfrentamiento a situaciones
nuevas Con todo lo anterior, el estudiante gana confianza y está en
posibilidad de resolver por sí mismo las situaciones que se le presenten en el
transcurso de su aprendizaje.”

Una definición y explicación
larguísima de lo que es la enseñanza activa. Hace 56 años no nos dieron ninguna.
La entendimos y aprendimos practicándola.

Referencias:

(1)  Georges Smets murió en el año 1991 a la
edad de 75 años. Ha sido durante 40 años profesor a la universidad de Lovaina –
KU Leuven -, donde hizo una labor pionera como fundador del Laboratorio de
Química Macromolecular. También creó la sección de química física y de la
física de los polímeros, para lo que incorporó en su laboratorio gente con una
mayor orientación física. Ha obtenido varios premios y ha sido doctor honoris
causa de las universidades de Aberdeen y de Mainz. Ha sido miembro de varias
organizaciones y sociedades, en particular de la Real Academia de las Ciencias,
Letras y Bellas Artes de Bélgica, y presidente de la Unión Internacional de la
Química Pura y Aplicada (International Union of Pure and Applied Chemistry – IUPAC).
Después de su muerte sus colegas de las universidades flamenca y francófona de
Lovaina crearon la Cátedra Georges Smets, en la que cada año se invita a un
conferenciante de fama mundial. Era un profesor muy cercano a los estudiantes (en alguna ocasión jugaba un partido de tenis con nosotros en las instalaciones deportivas de la universidad)

(2) “Physical Organic Chemistry – Reaction Rates, Equilibria, and
Mechanisms”, Louis P. Hammett, McGraw-Hill Book Company, Inc., 1940.

(3) Luis P.
Hammett
es considerado el padre de la Química Orgánica Física, una de las
primeras manifestaciones de la interdisciplinaridad de la ciencia, aplicando
los métodos cuantitativos de la física a la química orgánica. Es sobre todo
conocido en los medios científicos por la Ecuación De Hammett, que relaciona la
velocidad de la reacción química con el constante de equilibrio de la reacción
para ciertas clases de reacciones orgánicas. Murió en 1987 a la edad de 92
años. Recibió la Medalla de la American Chemical Society, y la Medalla Nacional
de la Ciencia, la más alta distinción para un científico en los EEUU, entregada
por el entonces presidente de los EEUU, Lyndon B. Johnson.

No se admiten más comentarios