Patxi López. “Hay que recuperar el ADN vasco del emprendimiento”

Ayer miércoles 14 de octubre tuvo lugar el II Congreso Emprende, al que acudieron más de 2500 asistentes (varias personas de NSF entre ellas) y que una vez más demostró que el tema del emprendizaje, si bien está siendo un término muy manido desde el comienzo de la crisis, ha encontrado una favorable acogida por parte de la sociedad, que cada vez se encuentra más convencida que la creación de riqueza y progreso social se encuentra en todos y cada uno de los individuos.

El lehendakari Patxi Lopez fue el encargado de inaugurar el evento con un discurso en el que nos recordaba el consenso que existe sobre la inevitabilidad del cambio de paradigma” solo adaptándonos vamos a poder garantizar la clave del progreso, la clave el conocimiento, traducido en el emprendimiento”. Este argumento viene avalado por los datos: los países con mayor iniciativa empresarial también tienen menos desempleo.
El objetivo es hacer de Euskadi un imán para nuevas empresas y el camino es largo ya que en 2009 la tasa de creación de nuevas empresas tan sólo alcanzó el 2,75%. Para el Lehendakari “algo falta cuando el entorno no permite la asunción de riesgos porque creatividad existe”. Euskadi ha crecido de la mano de empresas familiares, por lo que es absolutamente necesario recuperar el ADN emprendedor de la ciudadanía vasca.

Pero hay factores a “pulir”, en concreto señala 3:
1. Revalorización del papel del emprendedor: hay que generar entorno social y empresarial que valore en
emprendedor, más allá de los iconos de papel cuché que imperan en la actualidad.

2. Apoyo financiero: Se están haciendo esfuerzos pero no se trata tanto de aumentar las ayudas sino de generar garantías. Las instituciones tienen la obligación de que ningún proyecto se quede sin su oportunidad.

3. Reducción de los trámites burocráticos: Los trámites no pueden ser más problema que la creación de la propia empresa por ello desde el Gobierno vasco sea creado el Servicio vasco de Emprendimiento, un instrumento que aúna los esfuerzos que desde diversas instituciones se estaban llevando a cabo en el ámbito del emprendizaje.

La ponencia inicial fue seguida de la Conferencia Emilio Duró, uno de los más importantes ”gurús” sobre el optimismo y la felicidad. Licenciado en ciencias económicas por ESADE profesor colaborador en la Universidad Pompeu Fabra, Universidad Granada y Fundación Universidad Empresa, entre otras, y consultor y formador en Adolfo Domínguez, Caja Burgos, Mango, Pronovias, Banco Santander, Microsoft,…, Duró realizó afirmaciones como “la gente que tiene éxito en la vida comparte una misma característica: un alto coeficiente de optimismo”, “el talento está mayoritariamente en manos de los jóvenes”, el primer factor de fracaso en la vida es el miedo”.

Es decir, la conferencia giró entorno a las emociones, algo a lo que en los últimos meses se está revalorizando (no podemos olvidar la larga literatura al respecto de Eduard Punset) y probablemente entre dentro de la construcción del nuevo paradigma, donde lo “humano” tenga una mayor reivindicación. Aquí podéis ver una entrevista a Duró de Andreu Buenafuente.

Finalmente cabe destacar, dentro de los Talleres Emocionales del Congreso la ponencia de Pep Torres. Como bien afirma el programa del Congresos, Pep Torres responde a un perfil de hombre renacentista y desarrolla su actividad profesional como inventor, creativo, consultor, ponente, diseñador, escritor y colaborador en radio y TV. Actualmente, y como paso inevitable en su trayectoria profesional ha inaugurado el MIBA, Museo de Ideas e Inventos de Barcelona, y al que os aconsejamos no dejéis de visitar al pasar por la Ciudad Condal.

No se admiten más comentarios