Periodismo (2008-2014). Punto y aparte en el sector

Después
de 6 años de crisis, parece que la tormenta empieza a amainar. No es menester
hablar aquí de brotes verdes o “raíces vigorosas” pues seguimos observando en
nuestra sociedad que tras la tempestad aún existen muchas personas que siguen
sufriendo los desmanes financieros acaecidos hasta ahora. Sin duda, uno de los
sectores que más problemas ha tenido a lo largo de estos años son los
periodistas y los medios de comunicación, ya que se han visto sometidos a
realizar cambios con respecto a la tradicional forma de hacer periodismo que, han llevado a muchos profesionales del sector al paro, precariedad laboral, regulaciones de empleo, sobrecarga de trabajo…
y según los expertos parece que la tónica negativa se acentuará en los próximos
años.  
Desde el
año 2008 casi 12.000 profesionales del sector se han visto afectados por los
recortes -según fuentes del Observatorio
de la Crisis-
, EREs o el cierre de algún medio de comunicación. Fue en
noviembre de ese mismo año cuando se abrió la veda para los despidos. El diario
‘Metro’ se desprendió de 83 personas en España. Desde entonces han sido varios
los que han echado la persiana o han reducido considerablemente su plantilla.
Cierres emblemáticos como ‘ADN’ y ‘Qué’, el diario ‘Público’, medios de origen
regionales o, ‘reajustes’ tan importantes como los protagonizados por RTVE, ‘El
Mundo’ o ‘El País’ han hecho tambalear al sector con graves consecuencias para
los trabajadores, como el particular y mediático caso de ‘Telemadrid’.
Los
jóvenes periodistas que buscan su primera oportunidad en el sector son, sin
ninguna duda, los que peor lo están pasando pues si ya es difícil encontrar
salidas ante este clima torrencial, muchos se han visto en la obligación no
sólo de no ejercer como periodistas, si no verse en la obligación de marcharse
de España para trabajar en otros sectores ajenos al suyo. Una lástima teniendo
en cuenta las opciones que ofrecen los medios digitales y que, parece ser que
en España los grandes medios de comunicación se abstienen en darle un impulso
definitivo.
Lo
cierto es que son muchos periodistas que se han visto en la calle durante la
crisis. El sector –especialmente la prensa escrita- se está viendo incapaz de
reformarse. Muchos profesionales advierten de que las nuevas tecnologías son
vitales para refundar el periodismo y crear más trabajo, fortaleciendo de esta
manera el sector, ya que casi 12 millones de españoles leen diarios en
internet.

No está
copado todo de malas noticias. La audiencia radiofónica sigue creciendo, sobre
todo, en aquellas relacionadas con temas concretos y especializados. Las
revistas femeninas siguen en auge y han resistido a los embates de la crisis. “Los
periodistas, pese a todo, queremos seguir siendo periodistas, que amamos esta
profesión, que la concebimos como un servicio público a los ciudadanos”,
afirmaba Carmen Riego, presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid.

No se admiten más comentarios