¿Qué te inspiró para ser un químico?

Eso le preguntó, en una entrevista en Nanomagazine, Ottlia Saxl a Harry Kroto, Premio Nóbel de Química 1996 por su descubrimiento del Carbono C60, una forma de carbono totalmente nueva que ha abierto un mundo inexplorado en la ciencia y en la tecnología. ¿Quién no ha oído de los nanotubos de carbono y sus propiedades fantásticas?

Contestaba Harry Kroto:

“Yo era bueno en química, pero lo que realmente quería ser era un campeón de Wimbledon. Yo era bueno en el arte y las gráficas también, pero en los años 50 no había un futuro real para esta carrera. Mi padre, que había sido un refugiado, mantenía un pequeño negocio familiar, y tenía sumo interés en que trabajase con el. Pero mi profesor de química y mi profesor de arte me animaron mucho a continuar mis estudios, y fue mi profesor de química, Harry Heaney, quien me animó a ir a la Universidad de Sheffield. Así que fui a la universidad y estudié química (¡La ciencia era sin duda una de las mejores opciones para conseguir un trabajo!), donde quedé fascinado por la mecánica cuántica y la espectroscopia. ¡También encontré que la Universidad fue una manera de continuar mi educación y mis intereses! – He jugado al tenis por Sheffield, me involucré en el atletismo y trabajé en la revista de estudiantes. Hice tantas cosas allí que quería quedarme, y lo hice haciendo un doctorado en Espectroscopia. Sobre todo la Universidad era para mí un lugar donde podía hacer todas las cosas que me interesaba, por lo que hice un intento de 5 años. Luego surgió la oportunidad de un post-doctorado en Canadá, así que me trasladé allí, y después quería vivir en los Estados Unidos, así que me fui a trabajar durante un tiempo en los laboratorios Bell. Después de un tiempo quería volver al Reino Unido, y llegué a Sussex. La vuelta a casa fue sin duda un choque – en particular un choque financiero – ¡mi salario cayó de 14.000 dólares al año a £ 1400! Pero sobrevivimos…”
Moralejas:

  • La importancia de tu profesor de colegio a la hora orientarte para elegir una carrera.
  • La imagen de que la ciencia es un rollo y que el científico es un tío aburrido no es necesariamente correcta.
  • La universidad es un mundo fantástico. (A mi me dio tanta pena dejarla después del doctorado, que me apunté a algún curso de post doctorado por la tarde en Lovaina, después de la jornada de trabajo en mi empresa en Bruselas) La sociedad (políticos, empresas, instituciones, etc.) debe entender que la universidad es algo más que un sitio donde se saca un título.
Ahora Harry Kroto es profesor emerito de la Universidad de Sussex e investiga en el área de la nanociencia en La Universidad del Estado de Florida.

Sobre nosotros René Aga

Senior socio de SECOT en Bilbao, Seniors para la Cooperación Técnica, Voluntariado de asesoramiento empresarial, del emprendimiento y profesional. Administrador y co-editor de la página web y blog de SECOT Bizkaia/Vizcaya Colaborador de la Fundación Novia Salcedo y miembro externo de su ICARO Think Tank; Autor en el blog "Construyendo Capital Humano" Propietario y editor del blog "Desde la Educación hasta la Innovación" Administrador del blog "Compromisos Cristianos ante la Crisis"   Más aquí: https://marismeno.blogspot.com.es/2014/02/soy-de-donde-soy-o-soy-de-donde-estoy-o.html  y aquí: http://e2i.blogspot.com.es/p/el-autorthe-author.html

No se admiten más comentarios