9 iniciativas que están reduciendo el paro juvenil

Es una tarea complicada luchar contra el paro juvenil. Un fenómeno global que se ha acentuado desde que estalló la crisis en 2008. Los jóvenes han sido uno de los colectivos sociales más afectados y en muchas ocasiones, han tirado por la borda sueños profesionales y vitales.

A pesar de que una de las soluciones pase por una gran alianza entre el sector público-privado y la sociedad civil, en diferentes países se están dando interesantes iniciativas que están siendo útiles.

  1. Búsqueda de empleo desde el móvil en Sudáfrica

Giraffe es una aplicación móvil que ha recibido numerosas buenas críticas el pasado 2016. Su función es sencilla, pretende conectar a los jóvenes que están buscando empleo con aquellas empresas que demandan perfiles. Sus fundadores dicen haber logrado reducir hasta por diez el tiempo empleado por los jóvenes en paro y dicen haber recibido 50.000 solicitantes de empleo sólo en 2016.

  1. Formación profesional en Europa

Una medida extendida en Alemania, uno de los países de la Unión Europeo con menor tasa de paro juvenil. En el caso alemán, la empresa paga gran parte de la formación del estudiante y el Gobierno Federal el resto. Una medida de gran utilidad que se está exportando a otros países, como por ejemplo Estados Unidos o Gran Bretaña.

  1. Sectores en crecimiento en Alaska

En Anchorage, la comunidad está abriendo un enorme edificio donde opera una entidad sin ánimo de lucro relacionada con las granjas hidropónicas. La producción y comercialización del producto recae principalmente en jóvenes que vienen de entornos desfavorecidos.

  1. Sector público en Corea del Sur

El Gobierno coreano ha puesto en marcha un ambicioso plan donde pretende dar cabida en el sector público a más de 25,000 jóvenes. Además, han promovido 41 establecimientos donde se asesoran a los jóvenes que más lo necesiten en materias como empoderamiento, asesoramiento o el impulso del emprendizaje.

  1. Desarrollando la economía gig de Kenia

En Kenia, que según Reuters tiene la tasa de desempleo juvenil más alta en el este de África, una iniciativa de empleo digital vincula a los jóvenes con tareas de freelance. Actualmente, existen unos 40.000 kenianos que están haciendo trabajos en línea, como servicios de transcripción y desarrollo de. “Se llama economía gig”, dijo a Reuters Joe Mucheru, ministro de Información, Comunicación y Tecnología. “Las empresas están realmente poniendo en línea el trabajo porque es más barato, es eficiente y es mejor para ellos”. Añadió Sam Gichuru, cofundador de la plataforma kuhustle de Kenia, que hace disponible el trabajo en línea: “Cuando le das a los jóvenes conectividad a Internet y les das gadgets, se vuelven creativos y empiezan a encontrar cosas”.

  1. Ayudar a los jóvenes a diseñar un futuro en Nueva Zelanda

Un programa iniciado por arquitectos en Northland, Nueva Zelanda, involucra a jóvenes en el diseño de proyectos reales en su comunidad, como diseñar un marae local y una campaña en torno a la salud y seguridad de las mujeres. La idea es unir creatividad, comunidad y diseño para ayudar a los jóvenes a descubrir su propósito y, al mismo tiempo, hacer de sus comunidades mejores lugares para vivir y ser más sostenibles. Un compromiso de cinco años recientemente anunciado por la Fundación Norte permitirá a AKAU contratar a 2.800 jóvenes más, según un comunicado de prensa.

  1. Encender geeks en Gaza

“Gaza es una tierra de fronteras cerradas, tres terribles conflictos en siete años y entre las más altas tasas de desempleo en cualquier lugar”. Pero también cuenta con una inspiradora comunidad de jóvenes empresarios de tecnología que atrae la atención y mentores de algunas de las mayores empresas tecnológicas del mundo. Un espacio de copago denominado Gaza Sky Geeks fue creado en 2011 por ONG Mercy Corps para convocar a jóvenes emprendedores y despegó. Han surgido muchas startups de tecnología, pero también un compromiso para ayudar a otros jóvenes. Ellos dirigen una red de freelancers, y también están recaudando fondos para lanzar una academia de codificación.

  1. Aumentar la empleabilidad en América Latina

El mes pasado, Arcos Dorados, el mayor franquiciado de McDonald’s del mundo, lanzó el programa “My First Job”, cuyo objetivo es crear empleos y oportunidades de capacitación profesional para jóvenes en América Latina, donde el Banco Mundial calcula que hay más de 20 millones de jóvenes entre las edades de 15 y 25 que no estudian ni trabajan. “Trabajamos en colaboración con los gobiernos locales y las instituciones públicas y privadas para promover el empleo de los jóvenes, y ahora este nuevo programa nos lleva al siguiente nivel: la formación centrada en el desarrollo de las competencias necesarias en el mercado de trabajo “, dijo el gerente general Sergio Alonso.

  1. Centrarse en las habilidades intermedias de STEM

El pasado otoño, la Fundación Siemens anunció la expansión de su Iniciativa de Habilidades Intermedias STEM con la incorporación de dos nuevos socios que seguirán avanzando en el desarrollo de las habilidades esenciales necesarias para los jóvenes. Tales trabajos, particularmente en los campos STEM de alta demanda, a menudo pagan salarios por encima de $ 50,000 después de dos años o menos de educación superior. La Fundación Siemens ha invertido más de 90 millones de dólares en los Estados Unidos para impulsar iniciativas de desarrollo y educación de mano de obra en los campos STEM para cerrar la brecha de oportunidades para los jóvenes.

No se admiten más comentarios