Novia Salcedo Foundation

Un panel de padres da su visión de la enseñanza secundaria en el año 2030

El Foro de Padres de la Enseñanza Secundaria, de la Fundación
Rey Balduino
, eligió a 24 padres (13 hombres y 11 mujeres de diferentes
capas de la población de Flandes) para reflexionar sobre la enseñanza para el
año 2030. Usaron un método específico: el proceso de deliberación según el
modelo danés de las conferencias de consenso.

Respondieron de forma matizada en 7 puntos a dos preguntas de la
ministra flamenca de educación, Hilde Crevits:

a.- ¿Qué debe conseguir la
educación secundaria con todos los jóvenes?

En esta pregunta los padres se concentraron en 3 papeles de la
educación secundaria que deben mejorarse:

  1. La educación secundaria debe preparar mejor a los jóvenes para la vida, para su desarrollo como ciudadanos. Esto implica: aprender a manejar el dinero; aprender a asumir una implicación social; primeros auxilios; aprender a debatir. Los padres reconocen que deben compartir este compromiso con la escuela.
  2. La educación secundaria debe prepararles mejor para una sociedad superdiversa: Aprender a ver el ser humano como persona y no como una suma de características externas; aportar mucho conocimiento de lenguas; introducir a los jóvenes en las diferencias culturales y religiosas y enseñarles a manejar este asunto de forma respetuoso
  3. Debe reconocer que no se aprende solo en los escritorios de la escuela: la escuela debe incluir como fuente de aprendizaje el trabajo y el mundo del trabajo: mediante internados, proyectos de experiencias laborales, trabajo de voluntariado. El lugar del trabajo es el sitio ideal para orientarse a la solución de problemas y dar una oportunidad a la creatividad, así como para mezclar la teoría y la práctica. El aprendizaje dual debe convertirse en una forma de entrenamiento completo en todas las direcciones.

b.- ¿Cómo llevar lo mejor
posible a los jóvenes hacía las opciones durante la educación secundaria?

La respuesta del foro de padres fue:

  1. Los jóvenes optarán mejor si partimos de verdad desde los talentos de los jóvenes, y si pueden adquirir experiencias en las diferentes disciplinas de los estudios y campos de trabajo. Deben tener esta posibilidad en el primer grado de la enseñanza secundaria. Por eso debe ser un primer grado ancho. Las diferentes formas de enseñanza desaparecen; los jóvenes deben en la medida de lo posible quedar en un mismo campus.
  2. Esto supone una organización distinta del aprendizaje. Las clases tradicionales de 50 minutos aparecerán menos: el trabajo modular y de proyectos está más adaptado al siglo 21. Los profesores trabajarán más en equipo y acompañarán y entrenarán durante más que un año a los estudiantes. Esto aumentará el bienestar de los alumnos y su motivación.
  3. El bienestar de los profesores también merece más atención. Merecen más estima. También se les debe formar de otra manera: para que estén preparados para el trabajo en equipo, para la ‘superdiversidad’. Y su formación debería preferiblemente también ser dual y en gran parte tener lugar en su futuro sitio de trabajo, la escuela. El profesorado no necesita tanto un nombramiento fijo, sino una gestión de personal orientada hacia la expansión de su profesionalidad. Los equipos de profesores deben ser más diversos.
  4. ¿Y las escuelas? Todo esto supone unas escuelas que no deben ser iguales pero que sí deben proveer una calidad equivalente. Esto debe someterse a una prueba objetiva y comparativa. También el gobierno debe vigilar la calidad equivalente mediante condiciones finales: que determinan qué es lo que las escuelas deben alcanzar. Las condiciones finales deberán ser más concretas y aplicarse con más rapidez. Las escuelas deben involucrar a los padres y a los alumnos en la gestión de la escuela. Y deben recibir todos los datos que permitan juzgar de la calidad de enseñanza de una escuela. La transparencia debe reinar.

La ministra Crevits dice que el informe demuestra que la
educación preocupa a los padres. “Dibujan una enseñanza secundaria que prepara
a los jóvenes para la ciudadanía de mañana. Claman para demoler los muros entre
el aprendizaje y el trabajo y abogan firmemente para el aprendizaje durante
toda la vida. También los profesores reciben lo que se merecen”, afirma.