Las tres premisas de la felicidad, y otros tema de reflexión desde dos ópticas diferentes.

Tengo varios libros que voy leyendo poco a poco. Soy lento y no aguanto muchas horas seguidas, porque ninguno de estos libros es un “thriller”. En uno de ellos, La Ciencia y la Vida, la escritora Olga Lucas plasma tres días de conversaciones entre el cardiólogo e investigador Valentín Fuster y el economista y escritor José Luis Sampedro, en agosto de 2007, en el Castillo-Parador de Cardona (ambos son amigos y han conversado más veces en otras ocasiones). “Conversaciones que giran en torno a la visión que cada uno de ellos tiene de la sociedad, al papel que desempeña el individuo para transformar lo que le rodea y, así mismo, al deseo de los dos de contribuir, desde la educación, la cultura y la transmisión del saber, a conseguir un mundo mejor.” (Lecturalia)
“Si tuviera que elegir una única palabra para definir a Valentín Fuster, a José Luis Sampedro y a sus conversaciones, elegiría “sabiduría”, dice Olga Lucas en la introducción.
Acabo de leer uno de los capítulos en el que conversan con reflexiones sobre “Las tres premisas de la felicidad” avanzadas por Valentín Fuster. Resumido:
1. Invertir en tu talento: hacerte a ti mismo. El deseo y la satisfacción por las cosas bien hechas.
2. Cumplir con ética tu deber y ejercerlo con dignidad y responsabilidad.
3. Aportar algo a la sociedad. Cada uno en su ámbito y con sus potencialidades.
Todo con varios ejemplos de experiencias vividas por Valentín Fuster y José Luis Sampedro.
Una lectura muy recomendable para los adultos, también y en particular para los jóvenes que van a elegir una carrera.

Ver también aquí

No se admiten más comentarios