Un pintor opina sobre la crisis de nuestra sociedad

Hoy, 28 de agosto, ha aparecido en varios periódicos
impresos y en internet (El Correo, Hoy…) una entrevista de Oskar Belategui con
el pintor Antonio López (Tomelloso, Ciudad Real, 1936), Premio Príncipe de
Asturias de las Artes 1985 y Premio Velázquez de Artes Plásticas 2006.
Naturalmente hablaban sobre todo de pintura, pero me ha llamado la atención que
el pintor, conocido por el detalle con el que observa y pinta las cosas y las
personas, aprovechaba la entrevista para dar su visión de la sociedad de hoy.
Dijo: “El hombre de
nuestra época no es feliz ni está satisfecho. Por eso surgen grietas que llevan
a pensar que hay que hacer algo para que vivamos en armonía. Algo que vaya más
allá de sus intereses personales, porque parece que el hombre se ha apartado
demasiado de lo que nos une. Vive en espacios demasiado individualizados,
provocados no por la inteligencia, sino por el interés del capitalismo. El
capitalismo ha pervertido mucho la sociedad. El hombre ha entrado muy feliz en
ese espacio, porque te da mucho, pero al final nos ha traicionado. Y habrá que
hacer algo.”
Cuando el entrevistador le pregunta qué hay que hacer,
contesta: Buscar un remedio que no sea peor que la enfermedad. Indudablemente por
aquí no podemos seguir. No es bueno ni para los poderosos.”
Preguntado sobre lo que piensa sobre la manifestación de los
jóvenes en la Puerta del Sol el 15 de mayo, dice: “A lo mejor es un movimiento inocente, pero es un síntoma. Puede que
detrás de esas personas vengan otras que no vayan a la Puerta del Sol y
manifiesten su disconformidad de otra forma. El 15-M es un indicador, no se
puede dejar de ver. Quizá lo dicen de una manera muy infantil y no se les puede
seguir literalmente, pero no puedes dejar de tenerlos en cuenta. Alguien tenía
que empezar. La gente más inteligente se queda callada ante lo que se avecina,
paralizada por la dificultad de la solución”
 A la pregunta de Oskar Belategui si entonces
los políticos ya no son los más inteligentes, contesta: “Hace mucho que no lo son. La gente inteligente está haciendo unas
tareas que son muy importantes, el mundo sigue por esas gentes. Y, desde luego,
no están en la política. Están en su laboratorio, o es una mujer criando a su
familia. No son los que nos guían con mayúsculas, esos son prisioneros del
sistema. Habría que escuchar más a los hombres de ciencia que a los banqueros.
Y encontrar una solución que no tenga que ver con palabras bonitas como bondad
y generosidad y sí con el sentido común.”
Antonio López es pesimista de que se aprendan lecciones de
esta crisis: “No creo. Se ha hundido
tanto todo en el error y va tan unido a pequeñas vanidades que no será fácil
ver la luz. Costará que cada uno prescinda de esos placeres que tanto se
valoran.”
Y sobre los disturbios y saqueos en Londres dice que “Es gente descontenta pero que no está bien
orientada. ¿Quién va a orientarnos bien? Quizá cuando el peligro para los
poderosos sea enorme ellos empiecen a colaborar. De momento, no están
dispuestos.”
Un panorama oscuro. El “estado del bienestar” venido a
menos. Mientras tanto los líderes políticos y económicos poderosos siguen sin enterarse
o sin querer enterarse, y muestran una inercia ante la necesidad de un giro copernicano.
¿Esperan hasta que la cosa se rompa? Tienen una responsabilidad enorme.

Un comentario

  1. UNA VISIÓN POSITIVA DE LA CRISIS

    Hola, mi nombre es Ana, tengo 36 años y vivo en un pequeño pueblo de Extremadura. Hoy me gustaría poder compartir con vosotros mi visión positiva de la crisis, y es que estos momentos que estamos viviendo han despertado en mí una visión diferente de la vida.

    Mi visión positiva de la crisis parte de la idea de que a mí no me gusta nada el mundo en el que vivimos. Me parece indignante vivir en un mundo en el que te levantas y acuestas con malas noticias, donde el mercado no tiene ética ni principios, donde la moda está teñida con productos nocivos para la salud, donde lo material prima ante lo humano, donde se derrocha el dinero público constantemente, donde los productos no perecederos tienen fecha de caducidad… no me gusta cómo jugamos ni me gusta el mundo que hemos creado, no me siento orgullosa de ello. Y es que quizá, nos estemos perdiendo las cosas más bonitas de la vida. Creo que el ser humano puede aportar mucho más y de calidad.

    Pero ante estos momentos tan difíciles si cambiamos nuestra forma de ver la crisis, y la vemos como lo que significa, “cambio”, podremos tener una visión positiva de la situación y ver que se nos está ofreciendo la posibilidad de crear un mundo nuevo, un mundo mejor y más humano.
    La crisis puede hacer que este mundo, tal y como hoy lo conocemos, se “destruya”. Pero tenemos que pensar que es para crear un mundo mejor. ¡Sí! Lo estamos pasando mal, pero hay que adaptarse a muchos cambios, y quizá lo que podamos perder sea menor que lo que podamos ganar. Tenemos ante nosotros un gran reto: crear un nuevo mundo, pero habrá que crearlo con una mirada diferente dirigida hacia nuevas perspectivas, nuevas vías y caminos… por lo que nuestras mentes deberán abrirse a otros horizontes, a otras formas de vida, a nuevos productos, a nuevas formas de comunicación, …

    Por eso… ¡hay que mirar en positivo! Y verás el mundo actual lleno de posibilidades constantes para crear e innovar, para ser uno mismo, encontrar “tu don”, desarrollar tu creatividad e iniciativa, para pensar qué te gustaría hacer, luchar por lo que siempre has querido, poder disfrutar de la conciliación de tu vida laboral y familiar,… y es que existen infinitas posibilidades… está todo por hacer.

    Ahora es momento de hacer auto-reflexión, de pensar cada uno qué puede aportar a este nuevo mundo. Hay que buscar nuevas vías, nuevos caminos, hay que aprender a emprender y aprender a desaprender, y por supuesto… hay que imaginar. Creo que estamos viviendo una nueva Ilustración en el siglo XXI, donde nuestro ingenio, conocimientos e ideas nuevas tienen cabida. Piensa en algo y ve a por ello porque ahora es el momento; tienes la opción de Internet, un mundo nuevo esperándote. Cada día salen más iniciativas en la red que cambiarán nuestras formas de vida. Yo apostaré por crear un mundo más humano, más alegre, más optimista y en el que los sentimientos jueguen el papel que les corresponde. Y ¿tú?
    Ana Mª Rosas Menaya
    anarosmen@hotmail.com

No se admiten más comentarios