(Castellano) Carta del Presidente y Directora de Fundación Novia Salcedo

Querida Amiga y Querido Amigo,

Permitenos unas líneas para hablar contigo de lo que todos hablamos entre todos y a todas horas. Queremos compartir contigo lo qué estamos haciendo y porqué.

Como sabes, somos una Fundación sin ánimo de lucro que se sustenta en su profundo enraizamiento con la juventud, que demanda su primer empleo, y con las empresas y/o organizaciones de nuestro tejido económico, con especial incidencia en el entorno tecno-industrial. Cotribuimos a que nuestra economía disponga de los mejores profesionales para así poder afrontar los continuos cambios y adaptaciones que se requieren en cada momento.

Partimos de la base de que el bicho nos ha sorprendido. Nos ha hecho mucho más daño del que jamás podríamos haber imaginado, un daño que empieza a emerger en forma de fallecimientos de seres humanos y de entes económicos, ya sean empresas o puestos de trabajo, con sus inherentes derivadas de las tragedias humanas que cada caso llevan por detrás.

A pesar de todo lo malo que nos está pasando, y nos va pasar, creemos firmemente que nos vamos a sobreponer si aprendemos y aprehendemos la lección saldremos reforzados de la crisis. Para ello, lo primero a conseguir es sobrevivir y lo segundo el cómo encaramos el día después de la supervivencia. Sobre estas cosas te hablamos en esta nota.

Desde el primer día hemos creado un Comité de Emergencias formado por 17 personas: 9 empleados y 8 patronos, 14 mujeres y 3 hombres. Este Comité ha centrado su actividad en salvaguardar las personas de NSF, la salud y los intereses de nuestros becarios y empresas colaboradoras, proteger la tesorería, minimizar los gastos y explorar nuevos horizontes.

Siguiendo la legislación ad hoc aplicable y las recomendaciones sanitarias hemos cerrado nuestras oficinas y cancelado el 100% de las actividades que no se puedan desarrollar desde el confinamiento de cada persona en su casa.

En un par de días nuestros servicios informáticos internos nos han dotado al 100% de las personas de medios para desarrollar actividad cualificada desde el domicilio, de forma que se están prestando todos los servicios que nuestros jóvenes y empresas demandan sin interrupción.

Durante la primera semana nos hemos puesto en contacto con el 100%  de los becarios/as en activo y con sus tutores en las empresas que les acogen para tomar de forma compartida las decisiones pertinentes. En el caso de las Global Training hemos ayudado a la repatriación de cuantas personas nos lo han solicitado o nos ha dado instrucciones el Gobierno Vasco.

Estamos en permanente contacto con el Gobierno Vasco (empleo) y con Lanbide.

La respuesta y colaboración tanto de nuestras personas como de los/las jóvenes, empresas y Gobierno es sencillamente maravillosa. De esta respuesta colegimos que en nuestra comunidad hay mimbres suficientemente buenos y resilientes para afrontar una reconstrucción digna y veloz.

Pasadas tres semanas del Estado de Alarma sin ser presa del pánico, con el ánimo sereno, con un conocimiento exhaustivo de nuestra situación interna, de la del mercado. Con el total apoyo de nuestra plantilla hemos solicitado un ERTE por causa mayor para reducir el trabajo de cada persona al 50% salvo en tres casos que se reduce al 65%.

Por medio de nuestros interlocutores y lo que van filtrando nuestros grupos de interés, tenemos el convencimiento pleno de que la situación económica va a sufrir un colapso siendo la juventud extremadamente vulnerable a él.

Este hecho lo consideramos especialmente crítico porque es, precisamente, la juventud la que atesora la mena más limpia y pura del capital intelectual así como de la energía vital que disponemos para desarrollar un ritmo de creatividad e innovación superior al de las sociedades de nuestro entorno. Esta creatividad e innovación  son clave para desarrollar una estrategia de alta productividad que nos haga competitivos en el alto valor añadido.

Nuestra largamente madurada aseveración es: “sin jóvenes muy cualificados y empoderados, chicas y chicos, no hay recuperación ni reconstrucción competitiva”. Estas cualificación y empoderamiento han sido la principal acción de nuestra Fundación durante estos 40 años en los que hemos adquirido unas competencias únicas que ahora vemos que son esenciales para el futuro económico y social de nuestra sociedad y que ponemos al servicio de la juventud y del mundo empresarial. 

Así, y en el contexto de la Agenda 2030, tenemos un toque especial para identificar, formar, orientar y proponer a nuestras empresas las personas jóvenes más adecuadas para sus necesidades, verbalizadas o no, canalizando el proceso de acogida a través un servicio de tutorización cada vez más profesionalizado.

Aurrera!
Luis Cañada Vicinay y Begoña Etxebarria Madariaga.

Leave a Reply

Gune honek Akismet erabiltzen du zaborra murrizteko. Ikusi nola prozesatzen diren zure erantzunen datuak.