Reactívate 360º ya está en marcha.

Reactívate 360º ya está en marcha.

Reactívate 360º busca ofrecer una salida laboral a 200 jóvenes en desempleo.

El plazo de solicitud,para jóvenes y empresas, esta abierto hasta el 15 de mayo con el objetivo de tener a 200 personas jóvenes ubicadas en 200 empresas para el 1 de Junio.

Queremos compartir las palabras de Begoña Etxebarria en la presentación de esta iniciativa en la que también han intervenido: la Vicelehendakari, Idoia Mendia, y María de Maintenant, participante en Reactívate 2020.

” Estamos hoy aquí presentando un potente mecanismo de empleo juvenil, el programa ReacTívate. Concebido como reacción a la devastación provocada por la Covid 19, es también  un camino de largo recorrido porque contiene todos los elementos críticos de éxito  para intervenir de manera estructural en el reto de la inserción laboral digna de la juventud.

Estamos aquí gracias a un Gobierno que ha hecho una apuesta a fondo con este programa, ya que los jóvenes están siendo uno de los colectivos más damnificados por esta pandemia.

Y aunque conocemos bien su problemática somos muy conscientes de que los retos no pueden solucionarse en solitario.

A lo largo de estos 41 años de actividad de nuestra Fundación hemos ido creando un ecosistema compuesto por empresas, gobiernos locales, entidades no lucrativas, centros educativos,  todos ellos protagonistas de una comunidad  que ve de manera compartida la importancia de este desafío  y la necesidad de superarlo a través de nuevas formas de abordarlo.

Las sociedades más sabias son las que, tras los colapsos, construyen nuevo conocimiento, ofrecen soluciones para que ante los mismos hechos , en el futuro las respuestas sean más positivas y más eficaces.

El  Covid es un ejemplo de ello, nos ha rasgado las vestiduras dejando desnudo al empleo de los jóvenes, pero también nos deja lecciones aprendidas. Se marchará cuando alcancemos la inmunidad de grupo y ésta se conseguirá con la vacunación de las personas.

El Covid nos ha hecho descubrir nuestra interdependencia y tenemos la certeza de que la solución al desempleo juvenil va también por este mismo camino.

El empleo precarizado de los jóvenes en nuestra economía necesita para su erradicación al menos de un 50% de empresas implicadas en una reformulación de su papel como actrices económicas y sociales relevantes en la formación y en el desarrollo de las personas.

Es un avance enorme el que planteamos para conseguir una especie de “inmunidad de grupo”, que llevaría a más y más empresas a sumarse al carro, haciendo más real la expresión de que las personas son el centro verdadero de nuestra gestión.

Sabemos por la literatura científica que las organizaciones más innovadoras en el mundo son las que cuentan con sus personas, poniendo al servicio de ellas nuevos diseños organizativos, culturas y estructuras cuya finalidad es la cooperación en la búsqueda de soluciones creativas que siempre son resultado del  trabajo en equipo.

Esto no es fácil ni automático, requiere de muchas más personas y organizaciones convencidas que ayuden a facilitar estos procesos de aprendizaje en el interior de sus  organizaciones, líderes de empresas que apuesten por este cambio de paradigma junto con tutores que estimulen  la pasión por  aprender y  cooperar. Construir juntos, es ese gran aprendizaje del siglo XXI que necesitamos con urgencia  y que aún tiene mucha capacidad de  mejora.

Porque es esta capacidad de cooperar de los equipos la chispa que ilumina la innovación y la tecnología dentro de las empresas, así como la satisfacción y motivación de las personas implicadas.

Y para todo esto,  también necesitamos una “vacuna”.

Este programa reactívate es esa vacuna pionera -al menos en España-  para hacer frente al virus de la precariedad y la pobreza de los jóvenes. Ha sido desarrollada gracias al conocimiento y la cooperación de equipos altamente comprometidos en la búsqueda de soluciones, una potentísima red de aliados como Ihobe, Aclima, el Cluster de Salud, las asociaciones empresariales y de empresas familiares, las Fundaciones Antonio Aranzábal y  Alejandro Echevarria, el resto de  asociaciones Clúster, las Universidades y centros educativos , son todas ellas ejemplo de compromiso con el futuro de los jóvenes y de las más de 1000 empresas vascas que vienen colaborando con nuestra Fundación.  

El objetivo es que para el día 1 de junio 200 jóvenes egresados de la CAPV estén ubicados en 200 empresas en proyectos de innovación y transformación ecológica, digital, y social.

Mediremos las competencias de los jóvenes, pero también la cultura de la empresa y su compromiso con la formación. Evaluaremos los resultados en la percepción de mejora de empleabilidad de los jóvenes, la contribución de las empresas y sus tutores y también el valor del programa como política pública siguiendo el marco de evaluación de la OCDE.”

Begoña Etxebarria.
Directora de Fundación Novia Salcedo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.